Feria internacional de artesanía regresa a La Habana cada diciembre

Feria internacional de artesanía regresa a La Habana cada diciembre

Cada año en diciembre, las creaciones artesanales de toda Cuba encuentran un nicho de exposición y comercialización en la feria dedicada a esa modalidad considerada por algunos como un oficio y por otros como un verdadero arte con el plus del valor utilitario.

La Feria Internacional de Artesanía (FIART), organizada por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC), vuelve el último mes del año a su sede habitual en PABEXPO, el recinto expositivo del Palacio de Convenciones de La Habana.

Esta vigésima edición, del 6 y al 18 de diciembre, se desarrolla bajo la premisa “Arte, Utilidad y Oficio”, y la feria aspira a convertirse en un espacio de intercambio sobre el desarrollo de las artesanías a nivel internacional.

Asimismo, está dedicada al textil como manifestación artística y a la central provincia de Cienfuegos.

Por primera vez, la cita acoge expositores de Portugal y Haití, junto con los participantes de otras 18 naciones como España, Italia, Canadá, India, Argentina y Ecuador.

El director del FCBC, Arturo Valdés, expresó que el encuentro constituye expresión del trabajo que por más de 35 años ha realizado el fondo en las ramas de producción y comercialización.

Una vitrina artesanal y también, una oportunidad de negocios

Como un gran y variado bazar donde se pueden encontrar calzado, textiles, talabartería, muebles de diversos materiales y estilos, joyería, lámparas y vitrales, cerámica, orfebrería, herrería o artesanías para el tabaco, los estantes de la FIART ofrecen al público una diversidad de ofertas.

La feria, desde sus inicios, ha tenido diferentes dimensiones; una de ellas, como el lugar habitual al que acuden las personas en busca de regalos o artículos que necesitan para ambientar su casa y, a la vez, disfrutar de la belleza de un buen diseño.

También resulta un lugar donde se muestran las capacidades que poseen los artesanos y artistas cubanos, además de los invitados foráneos que traen también la cultura y tradiciones de sus países.

Del mismo modo, permite el intercambio entre los participantes y abre para ellos nuevas oportunidades. Mucho de lo expuesto y comercializado se deriva del trabajo para sustituir importaciones y dar un sentido nacional a determinadas producciones.

Asimismo, es interés del comité organizador de la FIART promover obras en las que estén presentes las técnicas y habilidades artesanales de creadores locales como expresión de identidad y tradición cultural frente a las propuestas de otras regiones del mundo.

Además de feria comercial y exposición de artesanías, la cita acoge encuentros teóricos y otorga varias distinciones: el reconocimiento por la Obra de la Vida, los Premios FIART y el Premio al Mejor Exportador.

Desde los comienzos, destaca entre los objetivos de la FIART exhibir piezas en las que estén presentes las técnicas y habilidades artesanales de las diversas latitudes del orbe, así como destacar el papel de las artesanías en los nuevos escenarios de desarrollo económico y social.

El textil, de la tradición al comercio

A juicio de los coordinadores de la FIART,el textil resulta una de las expresiones de mayor arraigo dentro del contexto artesanal cubano. En la actualidad, la tradición convive con nuevas tendencias, a partir del uso de labores o manualidades muy especiales.

Deja una respuesta